Glaucoma

Introducción

Brevemente, describiré algunos aspectos básicos de la anatomía ocular, que ayudarán a comprender mejor el glaucoma. El ojo es órgano con forma parecida a una esfera, compuesto por distintas capas (esclerocorneal, úvea y retina).

El interior de esta esfera está ocupado por dos sustancias de características particulares: el humor acuoso y el humor vítreo. El humor acuoso es producido en una estructura llamada cuerpo ciliar, y eliminado del ojo por una malla de filtración llamada trabéculo. El balance entre la producción y la eliminación de este líquido llamado humor acuoso es fundamental para mantener una presión normal en el interior del ojo.

En la parte más posterior del ojo, con la unión de 1,200,000 células por cada ojo, se forma una estructura llamada nervio óptico, cuya función es llevar la señal visual percibida por el ojo, al área del cerebro encargada de su análisis, llamada corteza occipital.

¿Qué es el glaucoma?

El termino glaucoma se refiere a un daño del nervio óptico, acompañado de disminución en el tamaño del área que somos capaces de ver con un solo ojo abierto, lo que se conoce como campo visual. En la mayoría de los casos este daño del nervio óptico es causado por una elevación de la presión intraocular normal (alrededor de 15 milímetros de mercurio).

¿Es una enfermedad común?

Desafortudamente sí. De acuerdo a la Organización Mundial de Salud (OMS), es la principal causa de ceguera irreversible en el mundo. En estudios con poblaciones latinas, se ha determinado que 4 a 5 de cada 100 personas padecen glaucoma, y en personas mayores de 80 años esta frecuencia aumenta a 20 de cada 100 personas.

Estudios de proyección han estimado que en el año 2020, habrá en el mundo 79.6 millones de personas afectadas por glaucoma, de las cuales 11.2 millones se encontrarán en ceguera irreversible de ambos ojos.

¿Que síntomas produce el glaucoma?

El glaucoma primario de ángulo abierto, ha sido llamado por algunos “el enemigo silencioso”, debido a su lenta progresión, que en la mayoría de los casos no produce ningún síntoma hasta que se encuentra en fases avanzadas.

Una de las primeras manifestaciones que los pacientes suelen notar, es la afección de la visión lateral, es decir pueden ver bien al frente, pero la periferia del campo de visión se altera, ocasionando caídas, tropiezos o que el paciente choque con objetos como puertas, paredes y escalones. En la siguiente imagen presentamos un ejemplo de la visión de un paciente con glaucoma, comparada con la visión normal.

¿Cuáles son los factores de riesgo para desarrollar glaucoma?

Como en muchas enfermedades, existen factores de riesgo mayores y menores. Esto significa que si tienes algún factor de riesgo mayor, tu posibilidad de desarrollar la enfermedad es más grande que si tienes un factor menor. Entre más factores de riesgo presentes, tanto mayores como menores, es más importante someterte a una exploración oftalmológica para descartar la presencia del glaucoma

 

Factores de riesgo mayores:

  • Presión intraocular elevada.

  • Ser de raza negra o latina.

  • Edad mayor a 60 años. (riesgo 6 veces mayor)

  • Antecedente de familiares con glaucoma. (riesgo 4 a 9 veces mayor)

 

Factores de riesgo menores:

  • Diabetes.

  • Hipertensión arterial.

  • Hipermetropía.

  • Tabaquismo.

  • Uso de medicamentos esteroideos (derivados de la cortisona)

     

     

     

     

     

     

     

     

     

Si cumples con alguno o varios de los factores mencionados, es muy recomendable que visites a tu oftalmólogo a partir de los 40 años.

Existen tres elementos para diagnosticar esta enfermedad:

  • Presión intraocular elevada.

En la consulta se mide la presión del ojo con un equipo llamado tonómetro de Goldman. La presión intraocular normal debe ser de 10 a 20 milimetros de mercurio, encontrándose generalmente elevada en los casos de glaucoma.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  • Daño del nervio óptico.

Después de dilatar la pupila con gotas oftálmicas, se puede observar con detalle la cabeza del nervio óptico utilizando un equipo llamado lámpara de hendidura. En los pacientes con glaucoma se observa un nervio óptico dañado, con un aumento en la excavación.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  • Campos visuales.

La manera en la que determinamos si el área de visión ha disminuido, es con un estudio llamado campo visual. En este estudio se coloca al paciente frente a una pantalla especial, donde se muestran estímulos luminosos de distinta intensidad y localización. El paciente sostiene con su mano un control que debe oprimir cada que observa una luz, permitiendo con esto que el software del equipo genere un mapa del campo visual real del paciente.

               

 

 

 

 

 

 

¿Cómo se diagnostica el glaucoma?
¿Existen otros estudios?

Sí. En algunos casos, los datos antes mencionados no permiten tener una certeza del diagnóstico de glaucoma, por lo que nos apoyamos con estudios de imagen mas sofisticados, que incluyen los siguientes:

  • Tomografía de coherencia óptica (OCT)

  • Tomografía retiniana deHeidelberg (HRT)

  • Polarimetría Laser (GDx)

Estos estudios tienen la ventaja de permitir un diagnóstico mas temprano del glaucoma en los pacientes con alta sospecha de la enfermedad. Se ha determinado que puede existir un daño de 25-40% en el nervio óptico, antes de que aparezca daño en el estudio de campos visuales.

¿Se puede curar el glaucoma?

Como sucede con otras enfermedades crónicas, como la diabetes mellitus, la respuesta es no. El glaucoma es una enfermedad incurable, sin embargo se puede detener su progresión, es decir impedir que avance y genere un daño mayor en el campo visual. Es importante mencionar que en la inmensa mayoría de los casos, un paciente con diagnóstico de glaucoma, puede conservar su visión sin deterioro durante toda su vida, si toma las medidas necesarias indicadas por su médico.

¿Cómo se trata el glaucoma?

La base del tratamiento para el glaucoma, es el control de la presión intraocular, la cual se intentará disminuir hasta un nivel elegido para cada paciente, denominado “presión meta”.

La manera que tenemos de disminuir la presión intraocular puede ser con gotas oftálmicas, con tratamiento con laser, o con cirugía en los casos mas avanzados.

 

  • Gotas oftálmicas.

Su mecanismo de acción consiste en disminuir la producción de humor acuoso (líquido que llena el ojo) y facilitar su drenaje. Existen distintos grupos de medicamentos y se pueden usar de forma conjunta cuando un solo medicamento no logra disminuir la presión del ojo hasta la meta deseada. Cuando un paciente no logra un adecuado control de la presión con 3 medicamentos, se debe contemplar la posibilidad de una cirugía para disminuir la presión intraocular y detener el daño por glaucoma.

 

  • Tratamiento con laser:

En algunos pacientes, se puede usar como inicio del tratamiento un procedimiento llamado trabeculoplastía con laser argón. Este es un procedimiento rápido, que se lleva a cabo en el consultorio, y logra disminuir la presión en un 75% de los pacientes, aunque generalmente este efecto es temporal, requiriendo tratamiento adicional con láser o gotas para disminuir la presión.

 

  • Cirugía:

Como se mencionó anteriormente, en los casos que persisten con presión intraocular elevada a pesar del uso de 3 medicamentos distintos, se debe considerar el tratamiento quirúrgico. Actualmente las dos cirugías más realizadas para el control del glaucoma son

  1. Trabeculotomía

  2. Implante de válvula de Ahmed.

 

Además existen algunas técnicas nuevas, como el implante de sistemas de drenaje microscópicos iStent o la canaloplastía, con resultados prometedores.

¿Cuál es el pronóstico del glaucoma?

El pronóstico es determinado por el apego al tratamiento de cada paciente. En la mayoría de los estudios se ha determinado que con un control adecuado de la presión intraocular, mas del 98% de los pacientes con glaucoma, conservan un visión útil durante toda su vida. Desafortunadamente el desconocimiento de la enfermedad, lleva al diagnostico tardío en muchos casos, empeorando sustancialmente el pronóstico.

Conclusión

El glaucoma es una enfermedad muy común en la población mexicana y es la primer causa de ceguera irreversible a nivel mundial. Si tienes algún factor de riesgo, acude con tu oftalmólogo para realizar la valoración pertinente para el diagnóstico de la enfermedad. En la gran mayoría de los casos, los pacientes con glaucoma logran conservar una visión útil durante toda su vida, pero para esto requieren un seguimiento cercano, que generalmente implica una revisión con el oftalmólogo cada 6 meses y realizar estudios de seguimiento de forma anual.

 

¿Tienes glaucoma? ¿Hay antecedentes de esta enfermedad en tu familia? Agenda una cita, será un placer atenderte.

oftalmologo queretaro

Dr. Mauricio Lozano Quezada

Cirujano Oftalmólogo

Alta Especialidad en Microcirugía de Catarata y Segmento Anterior.

Contacto: mauricio_rlq@hotmail.com 

Comenzaremos esta sección de enfermedades oculares, hablando de una enfermedad muy común, llamada glaucoma. Existe entre el gremio médico y entre la población en general, una gran desinformación respecto a este padecimiento, por lo que intentaremos aclarar algunos conceptos en el siguiente artículo. Es importante mencionar que el contenido de esta nota es referente a la forma más común de glaucoma, llamado glaucoma primario de ángulo abierto. En futuras publicaciones, trataremos otros tipos de glaucoma menos frecuentes.